Creatina

La creatina tiene un papel central en el metabolismo de la energía del corazón y los músculos esqueléticos y proporciona una reserva de energía rápida y libre de lactato para el músculo. Para los atletas aficionados y competitivos, la creatina puede apoyar la potencia muscular, especialmente en el entrenamiento con pesas y en el entrenamiento a intervalos de alta intensidad.

Sin embargo, la creatina también es un parámetro importante para mantener la potencia muscular en la vejez. Por lo tanto, puede contribuir al bienestar de los ancianos. Según los datos científicos, se recomiendan 3 g diarios para las personas de 55 años o más. El polvo de creatina no contiene lactosa, fructosa, gluten ni aditivos innecesarios, por lo que también es adecuado para personas sensibles.

¿Qué es la creatina?

La creatina es un compuesto de carbono-nitrógeno que se forma en el cuerpo, como el hígado y el riñón con la ayuda de varios aminoácidos. Juega un papel importante en el metabolismo de la energía de los músculos esqueléticos, especialmente durante el trabajo muscular a corto plazo. Dado que el cuerpo humano puede acumular creatina por sí mismo, no tiene que ser ingerida especialmente a través de alimentos o píldoras.

Al igual que en el cuerpo humano, la creatina también se encuentra en el tejido muscular del ganado, los cerdos y otros animales. El pescado y la carne tienen un contenido aproximado de 0,5 g de creatina por 100 g de alimento. Una cantidad particularmente grande de creatina se encuentra en las partes de la carne de alta calidad con poco tejido conectivo, como el filete. Así que si comes carne y pescado, también ingieres creatina.

¿A qué debo prestar atención cuando uso productos de creatina?

Aunque la creatina puede tener un efecto de mejora del rendimiento, esto no significa que su consumo vaya a beneficiar a todos los atletas, ni que no puedan producirse efectos indeseables. Si se consume la creatina durante un período de tiempo más largo, entonces la formación de la sustancia en el cuerpo, por ejemplo, disminuye.

La creatina hace que los músculos deshidraten el cuerpo, así que siempre debes asegurarte de beber suficientes líquidos. La retención de agua en las células musculares aumenta el peso corporal, especialmente si eres un corredor, esto es un efecto secundario bastante desagradable. Aumenta la presión en las células. Esto puede aumentar el riesgo de lesiones.